Los pasados 28 y 29 de mayo tuvo lugar, por primera vez de forma completamente online, el  V Congreso Internacional Comunicación y seguridad en eventos organizado por la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Europea y la Asociación Científica Icono14. A lo largo de las dos jornadas más de 300 profesionales tuvieron la oportunidad de seguir las charlas y mesas redondas.

A lo largo de las dos jornadas, los diversos bloques que han configurado el programa del congreso han servido para abordar temáticas amplias y “para dar a conocer cómo se planifican eventos culturales y de impacto turístico considerando la seguridad como uno de sus ejes principales”, en palabras de Alba Moya, del equipo organizativo del congreso. También se ha podido reflexionar acerca de la accesibilidad, la inclusión, la responsabilidad social, la percepción ciudadana de los eventos, el papel de la formación o cómo la criminología puede contribuir a la seguridad en entornos de ocio y eventos.

La primera jornada dio comienzo con la presentación del Informe OCE – Sector Eventos y Espectáculos Públicos por parte de Profª. Dra. Dª. Olga Sánchez González- Investigadora principal Observatorio Científico de Eventos. En él se resumía la actual situación del sector en materia de seguridad y se adelantaban algunas de las problemáticas más comunes en la organización de eventos. A continuación una representación de diversas asociaciones del sector debatían su visión sobre los eventos y espectáculos públicos.

En la jornada se tarde se abordaba un panel para tratar las medidas por sectores vs Covid19. por parte de Santiago Aguilar, Presidente Asociación Española de Profesionales del Turismo y Francisco Javier Aragón Vocal Junta Directiva AEPT / Universidad Camilo José Cela. Se contó además con la ponencia «Seguridad integral frente al Covid19». por parte de Juan Carlos Ruiz Rabadán, Director de Seguridad de Wizink Center. Para terminar el día se ofrecieron diferentes paneles como el de Luis Enrique Martín Otero, Coordinador de la Red de Alertas Biológicas (RE-LAB) en el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria en la UCM (VISAVET) expuso su ponencia “Amenazas biológicas invisibles”, centrada en la actual crisis sanitaria; o el panel “Riesgos y oportunidades para la seguridad de los eventos y su comunicación”. ofrecido por Carlos Moreno, miembro del grupo de investigación “Observatorio Científico de Eventos”.

Para Carlos Moreno, codirector del evento, “el impacto del COVID-19 sobre el sector de los eventos y el turismo ha marcado, en gran medida, las temáticas abordadas y ha servido para mostrar buenas prácticas, recomendaciones, documentos técnicos y planes para un futuro muy próximo en el que los eventos volverán a jugar un rol social muy destacado”.

DistanciamientoSocial

 

La segunda jornada comenzó enfocada en uno de los ámbitos en ocasiones menos valorados del evento con la Presentación del Informe OCE – Problemáticas de los técnicos de eventos, seguido por una mesa redonda en la que participaban diferentes miembros del gremio técnico para dar su particular visión sobre el estado del mismo. Para cerrar la mañana se incluyo un interesante panel sobre Responsabilidad social y accesibilidad en el que participaron representantes de Coca-Cola, O.N.C.E. y Madrid Destino.

La tarde de la segunda jornada sirvió para ampliar y centrar algunas acciones concretas con paneles como “Percepción ciudadana y autoprotección de eventos”. por parte de Carlos Carretero Rodríguez, del grupo investigación Observatorio Científico de Eventos; la «Cardioprotección y prevención en eventos». ofrecido por Matías Soria, Director Adjunto del Proyecto Salvavidas o la “Adaptación de espacios públicos para la celebración de eventos desde la Criminología Ambiental” en el que Julio Vadillom doctorando en Criminología por la Universidad Miguel Hernández de Elche (CRIMINA) expuso sus opiniones.

Según Olga Sánchez, codirectora del congreso e investigadora principal del Observatorio Científico de Eventos“el sector ha vuelto a mostrar la necesidad de seguir investigando de manera colaborativa y es muy positivo que asociaciones de técnicos, de festivales, de promotores o de representantes vean que esa unión a través del estudio hará que el sector salga reforzado, especialmente en este contexto tan complejo”.